¿Qué efectos produce el estrés en la salud de la gente?

El estrés activa el sistema nervioso simpático, que es el sistema nervioso que nos prepara para la acción, lo que resulta en que se produzcan las hormonas del estrés – adrenalina, noradrenalina, dopamina, cortisol, etc. La exposición prolongada y repetitiva a situaciones estresantes puede así contribuir a la hipertensión, derrames cerebrales, infartos del corazón, diabetes, úlceras, dolores musculares en cualquier parte del cuerpo y a muchas otras así llamadas enfermedades de la civilización.

¿Cuál es el problema de salud pública más grande del mundo?

Por más sorprendente que suene, no es ni el cáncer, ni el SIDA o las enfermedades cardiacas, sino el ESTRÉS. Según el Instituto Americano del Estrés, entre el 75 – -90 % de las consultas médicas tienen que ver con problemas relacionados con el estrés. Numerosos estudios revelan que la percepción de estrés va en aumento y hoy el 75% de los encuestados afirman que sienten mucho estrés por lo menos una vez a la semana.

¿Cómo puede el estrés causar tantas enfermedades?

El estrés prolongado influye en el funcionamiento del sistema inmunológico, reduce las defensas y abre así puertas y ventanas para una amplia gama de enfermedades, desde el simple resfriado recurrente hasta el cáncer.  El estrés puede tener efectos negativos sobre otras hormonas, neurotransmisores del cerebro, prostaglandinas y sistemas enzimáticos cruciales lo que explica cómo el estrés puede contribuir a la depresión, la ansiedad junto con sus diversos efectos sobre el tracto gastrointestinal, la piel y otros órganos.

¿Cuáles son los factores que más estrés causan?

Obviamente las causas pueden ser muchísimas, pero entre las más comunes está el lugar del trabajo. Sin embargo, el estrés ya no se limita a la población activa en el campo laboral, sino ha alcanzado a los niños, adolescentes, estudiantes universitarios y los de edad avanzada. ¿Las razones? Los valores familiares y religiosos en deterioro, el crimen aumentado, violencia y otras amenazas a la seguridad personal, la presión de grupo, el aislamiento social, problemas económicos, abuso de drogas y otros hábitos perjudiciales, etc.

¿Qué siente la persona estresada?

Las manifestaciones del estrés son múltiples e incluyen entre otras – dolores de cabeza, problemas digestivos, ronchas en la piel, acné, disfunciones sexuales, sudoración excesiva, ritmo cardiaco acelerado, malhumor y agresividad, tics nerviosos, diarrea o estreñimiento, dolores musculares, insomnio, mareos, zumbidos de oídos, náuseas, vómito, fatiga, disminución energética, depresión, ansiedad, nerviosismo, miedo, falta de concentración, coordinación y memoria, falta o aumento de apetito, cambios en el estado anímico, el inicio o incremento del consumo de drogas, entre ellas el tabaco y el alcohol, etc.